El ABS se contrae más que otros filamentos a medida que se va enfriando. Por este motivo necesita una plataforma calefaccionada a más de 100C para que el objeto no se despegue. Al contraerse se levantan las esquinas del objeto y se despega. En objetos grandes con mucho plástico la contracción es mayor. Esto puede llevar a que la capa sobre la cual se está depositando el nuevo material se desplace al contraerse, y entonces no se adhiera correctamente la nueva capa. Al estar cerrada y retener el calor de la plataforma, y evitar que una ráfaga de aire enfríe el objeto, se puede imprimir con ABS aun con objetos de gran tamaño.

 

T200-Animacion-3